Cómo controlar los pensamientos preocupantes cuando tienes demasiado tiempo libre

Es posible que haya escuchado la expresión: 'El diablo hace el trabajo para las manos ociosas', lo que significa que cuando tenemos más tiempo libre, no es raro que los problemas comiencen a surgir. Históricamente , esa frase se refiere a una actividad delictiva, pero para muchos de nosotros en este momento, puede parecer que estamos dedicando este tiempo y energía extra hacia adentro, castigándonos con una rumia improductiva, ansiedad y depresión .

cómo detener los pensamientos ansiosos

Casi suena contradictorio, ¿no deberíamos estar más relajados cuando tenemos menos cosas que hacer? Para algunos tipos de personalidad, estudios muestran que una menor estimulación externa causa aburrimiento, un estado que está vinculado a tasas más altas de abuso de sustancias, juego patológico y salud mental negativa. Los tipos de personalidad afectados tienden a tener períodos de atención más bajos y mayores conductas de búsqueda de sensaciones.



Cuando su cerebro recibe menos de nuestras distracciones saludables habituales del mundo exterior, como el trabajo y la socialización, comienza a encontrar nuevos rincones para explorar internamente. Esto no es necesariamente algo malo, aunque puede resultar incómodo. Es probable que esos pensamientos y sentimientos negativos estuvieran presentes todo el tiempo, pero las cosas eran demasiado ruidosas para que las oyeras. Ahora, sin un horario claro, aparecen y piden ser investigados.



Trate de no activar 'El interruptor de lucha'

Aunque las estrategias de afrontamiento saludables pueden ayudar a disminuir el malestar a corto plazo, no queremos convertirnos en un hábito de evitar estos sentimientos. La evasión puede terminar causando otros problemas para nuestra salud mental y el juicio personal para nuestra propia preocupación. ¿Alguna vez te has encontrado pensando: 'Realmente no debería preocuparme tanto' o '¿Por qué estoy preocupado cuando otras personas tienen problemas mucho mayores?' Estos son sentimientos de culpa y vergüenza que provienen de luchar contra nuestra ansiedad. Lo que antes era un sentimiento difícil se convirtió en dos o tres.

En lugar de intentar ganar esta guerra contra nuestras emociones, Dr. Russ Harris dice que debemos bajar la guardia por completo y aceptar los sentimientos tal como son. Sugiere apagar 'el interruptor de lucha' y limitar nuestras respuestas a la emoción central, no a las otras creadas cuando el interruptor está encendido. Un terapeuta capacitado en Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) puede ser un buen recurso para este proceso.



Familiarícese con las distorsiones cognitivas

Antes de dedicar tiempo a nuestros pensamientos preocupantes y tratar de descubrir qué nos están enseñando, es importante asegurarse de que no estén distorsionados. La teoría, basada en Terapia de conducta cognitiva (CBT), es que un punto de vista negativo resultará en pensamientos automáticos que oscurecen la verdad de una situación. Por ejemplo, 'Todo va a empeorar', representa la distorsión cognitiva de la 'adivinación'. En realidad, no sabes qué pasará. Solo sabes lo que está sucediendo ahora y solo puedes controlar lo que haces en este momento.

Otras distorsiones cognitivas comunes incluyen el 'pensamiento en blanco y negro', los aspectos positivos descalificadores y el catastrofismo. Revisar una lista de distorsiones cognitivas para ver si hay alguna hacia la que gravita. Todos estamos sujetos a distorsiones cognitivas en algún momento, si no varias veces al día. Las distorsiones cognitivas son perfectamente normales, y cuanto mejor se vuelva para reconocerlas, mejor podremos evitar que nuestros cerebros nos jueguen una mala pasada.

Aumentar las actividades de atención plena y autocuidado

Como dice la famosa cita de Lao Tse: “Si estás deprimido, estás viviendo en el pasado. Si estás ansioso, estás viviendo en el futuro. Si estás en paz, estás viviendo en el presente '. Esta cita ayuda a ilustrar por qué la atención plena es tan importante. De hecho, el mismo estudio Al vincular el aburrimiento con la salud mental negativa, se descubrió que lo contrario era cierto para las personas con altos niveles de conciencia plena.



La atención plena es una práctica que nos permite estar presentes en el entorno inmediato, y decimos 'práctica' porque es algo que lleva tiempo dominar. Hay muchos programas de entrenamiento de atención plena disponibles que incluyen aplicaciones de meditación, clases de movimiento y ejercicios de respiración fáciles. Esencialmente, desea llamar su atención sobre lo que está sucediendo en este momento, dentro de usted y a su alrededor.

Si le preocupa que sus pensamientos se estén saliendo de control, deténgase y haga una lista de las cosas que pueda notar de inmediato para cada uno de sus sentidos. ¿Que ves? ¿Qué hueles? ¿Qué escuchas? Que saboreas ¿Qué sientes? Al desarrollar más herramientas que lo conecten al momento presente, puede ayudar a controlar los sentimientos excesivos de ansiedad.

Por último, una buena dosis de autocuidado puede hacer maravillas con los sentimientos difíciles. Un estudio sobre la duración de los sentimientos. descubrió que la tristeza suele ser la que se queda más tiempo. ¿Es posible que necesites nutrirte más y atender esa tristeza? Por su cuenta o con un terapeuta, puede elaborar una lista de actividades de cuidado personal para darle a su mente, corazón y cuerpo el impulso que tanto necesita. Puedes decirte a ti mismo: 'Está bien, ya ha sido suficiente preocupación por un día. Voy a cuidarme y a darme permiso para tomarme un descanso '.

Si bien puede ser cierto que ese diablo se convierte en manos ociosas, mantenerse ocupado y con los pies en la tierra puede ser un antídoto eficaz para las cavilaciones preocupantes, la ansiedad y la depresión que puede sentir con un exceso de tiempo extra en sus manos.