Cómo los terapeutas hacen responsables a sus clientes

Taza de café y calendario para rendir cuentas

Trabajar con un terapeuta es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar su salud mental. Es un proceso altamente individualizado y puede verse diferente de una persona a otra. Esto es lo que hace que la terapia se sienta tan segura y productiva para tantas personas.

¿Puede un ataque de pánico durar días?

Al mismo tiempo, a menudo llega un momento cuando trabajas en objetivos particulares en terapia y deben rendir cuentas de los avances. Mantenerse en la tarea y ser responsable de su progreso es una parte importante del proceso de terapia, pero puede ser un territorio complicado cuando necesita ayuda para mantenerse encaminado. Algunas personas pueden sentirse avergonzadas de pedir ayuda, otras pueden resistirse a la idea de rendir cuentas.





Aquí hay algunas formas en las que los terapeutas pueden ayudarlo a responsabilizarse y mantenerlo enfocado en las tareas que tiene entre manos.

Todo comienza con la colaboración

Cuando comience la terapia, debe ingresar al espacio con una idea de lo que le gustaría lograr con el viaje en el que se está embarcando. Esto podría ser algo amplio como, 'Quiero sentirme más satisfecho con mi vida' o podría ser muy específico: 'Necesito minimizar mis distracciones y terminar ese gran proyecto en el trabajo'. Desde el principio, su terapeuta probablemente le comunicará la necesidad de colaboración en su relación.



Ya sea que acuda a terapia con un objetivo específico o que desee perfeccionar sus objetivos en el proceso, su terapeuta estará allí para escucharlo y ayudarlo a entender sus prioridades. Utilizarán su experiencia y conocimientos en el desarrollo personal para ayudarlo a que ese objetivo sea más simple y medible para usted, de modo que pueda observar el progreso a medida que avanza. Esta retroalimentación es, en el mejor de los casos, una vía de doble sentido y sienta las bases para una relación de colaboración a lo largo de su permanencia en la terapia.

Tu terapeuta no está destinado a dirigir tu vida , quieren ser el sistema de apoyo que lo ayude a tomar las decisiones necesarias para controlar los síntomas y vivir de manera más saludable. Con eso, probablemente colaborarán con usted en formas de hacer que su objetivo sea más alcanzable. Le hablarán sobre los beneficios y los riesgos potenciales asociados con su objetivo, y lo ayudarán a ver los posibles obstáculos y a prepararse para ellos en el futuro. La naturaleza colaborativa de esta relación marcará la pauta a medida que aborde los inevitables obstáculos en el proceso de terapia. También se ha descubierto que tener una relación estable con su terapeuta es uno de los mayores predictores de resultados positivos en la terapia.

Pueden redirigirlo y ayudarlo a evitar distracciones

La vida nos llega rápidamente. A menudo, las personas terminan queriendo trabajar en algunos temas diferentes en la terapia, lo que se desvía del objetivo general que usted y su terapeuta acordaron al principio. ¡Está bien! Su terapeuta tendrá en cuenta algunas variaciones en sus reuniones, pero, a veces, puede redirigirlo para que se concentre en su objetivo central, especialmente si descubre que puede estar evitándolo inadvertidamente o creando barreras para usted.



abuso en instituciones mentales 1960

Se registrarán periódicamente y proporcionarán comentarios

Una de las principales formas en que su terapeuta puede ayudarlo a responsabilizarlo durante todo el proceso de la terapia es verificar periódicamente sus pensamientos y sentimientos sobre su progreso. Estos controles son esenciales para un proceso de terapia exitoso y pueden ser difíciles de realizar cuando no siente una conexión sólida con su terapeuta. Por eso es tan importante tener esa relación sólida como base desde la cual para comunicarse honestamente entre ellos Y progreso.

Su terapeuta puede usar su propia retroalimentación cualitativa sobre su proceso, pero puede usar evaluaciones, como el Inventario de Ansiedad de Beck, como parte de su trabajo para rastrear el progreso. Algunos terapeutas también pueden usar otras medidas formales regulares como la Escala de calificación de la sesión para recibir comentarios después de cada sesión para asegurarse de que está satisfecho con la dirección de la terapia o para discernir si es necesario realizar cambios en el proceso de la terapia.

Además, su terapeuta también proporcionará comentarios sobre cómo cree que le ha ido en la terapia. Tenga en cuenta que esto no pretende ser como obtener una calificación en la escuela: la retroalimentación honesta y auténtica de su terapeuta es una de las mejores herramientas a su disposición en el proceso de terapia. Ellos compartirán sus pensamientos sobre su responsabilidad con usted y pueden hacer referencia a cosas que hayan observado en las sesiones, así como discutir ejemplos que pueden haber surgido en la terapia y que pueden estar afectando sus resultados. Esta retroalimentación, si bien es un desafío emocional, también puede resultar un catalizador necesario para seguir avanzando o cambiar de dirección para ayudarlo a alcanzar mejor su meta.

¿Cuánto tiempo puede durar un ataque de ansiedad?

Encontrar la responsabilidad en la terapia puede ser un proceso difícil y se ve diferente para todos. Los terapeutas individuales tienen sus propias estrategias y técnicas para mantener a los clientes comprometidos y trabajando hacia sus objetivos.

Pero en general, la relación entre el cliente y el terapeuta es el núcleo de la terapia. Poder hablar abiertamente y discutir los obstáculos tanto dentro como fuera de la terapia le permitirá un proceso de terapia más satisfactorio, así como mejores resultados del tratamiento. Hable con su terapeuta sobre cómo puede identificar el progreso y manejar la responsabilidad desde el principio para que tenga conocimiento y comodidad sobre las mejores formas de alcanzar sus objetivos.