Encontrar la paz interior con la atención plena y los 5 sentidos

mujer meditando té

La atención plena es el poder de vivir el momento, aceptar las circunstancias actuales sin juzgar ni fingir. Ser consciente es ser un observador consciente.

La atención plena es una gran tendencia, no solo en la cultura popular, sino en la terapia contemporánea. Muchos consejeros promocionan esta versión occidentalizada de las prácticas tradicionales orientales como una forma de promover la relajación y reducir el estrés en los clientes. Se ha convertido en un tema de formación popular para los médicos porque hay evidencia que ayuda a reducir ansiedad y depresión .



Como un terapeuta , A menudo incorporo estrategias cognitivas basadas en la atención plena en mi trabajo para ayudar a los clientes a lidiar con trabajos y vidas estresantes. En mi práctica, lo he encontrado especialmente efectivo para combatir la ansiedad y el perfeccionismo. Sin embargo, puede ser un desafío incorporar la atención plena en su rutina diaria si no está acostumbrado a reducir la velocidad y prestar atención consciente.



¿Puede el alcohol deprimirte?

La clave para encarnar la atención plena es convertirse en un observador agudo. El uso de los cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) puede ayudarlo a comprender el mundo que lo rodea. Pueden ser de gran ayuda para reducir la velocidad y vivir el momento.

A veces, la mayor parte de lo que observamos en el mundo que nos rodea existe solo como ruido de fondo. Al reducir la velocidad para describir nuestro entorno, nos permitimos apreciar plenamente el mundo que nos rodea. Cuando llamamos nuestra atención sobre nuestro papel como observadores, de alguna manera otras preocupaciones y preocupaciones tienden a desvanecerse en un segundo plano.



Ejemplos de cómo puede utilizar la atención plena y los 5 sentidos en su vida diaria

En Japón existe un concepto llamado 'shinrin-yoku', que significa 'baño en el bosque'. Este proceso incluye pasar tiempo en la naturaleza en caminatas ligeras. Esta salida del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana promueve la relajación. La práctica implica caminar en la naturaleza y usar los cinco sentidos como herramientas para conectarse con nuestro entorno natural.

En una caminata por el bosque, puede tomarse un tiempo para notar los sonidos de las hojas o las ramas caídas que crujen debajo de sus zapatos o el suave calor que se asoma a través del dosel de los árboles. Los lugares exóticos también pueden incluir sonidos relajantes como cascadas y los dulces cantos de los pajaritos. Pero uno no tiene que vivir en un lugar exótico para practicar la atención plena De este modo.

A veces es difícil explicar el proceso de la atención plena. Una forma que encuentro más útil es mostrarles a mis clientes video sobre la meditación del té . Desde el estilo del video hasta los sonidos, creo que fomenta una reflexión y un enfoque con mentalidad actual que a menudo no incorporamos durante la mayor parte de nuestras horas de vigilia.



A menudo comparto un ejemplo de una práctica de meditación con té porque es algo que es accesible para muchas personas. El proceso incluye un proceso reflexivo y metódico de preparar una taza de té, crear un espacio tranquilo para disfrutarlo y concentrarse en la experiencia.

Cuando practico esta meditación, utilizo mis sentidos para prestar atención a todo, desde el olor del té, el calor de la taza hasta la temperatura de la habitación y la silla en la que estoy sentado. Todo el proceso puede llevar alrededor de 10- 15 minutos. Puede ayudar a establecer el tono al comienzo del día o proporcionar un respiro al final del día que tanto se necesita.

Adoptar una vida consciente tiene efectos positivos sobre la ansiedad y la depresión y se adapta a casi cualquier rutina diaria. Es una filosofía que se puede aplicar a cualquier actividad como tomar té, meditar o incluso lavar platos. Al dirigir nuestro enfoque y atención a la mayor cantidad posible de nuestros cinco sentidos, nos conectamos con una parte de nosotros mismos que a menudo está desconectada del mundo que nos rodea. Es en ese momento que realmente podemos sentirnos en paz.