¿Culpar a los demás puede ser bueno para su salud mental?

Hombre señalando

Muchas personas tienden a culpar a los demás por sus problemas. Los candidatos principales son padres, socios, amigos , jefes y niños. ¿Quizás estos ejemplos te suenen familiares?

  • “La razón por la que no tengo una vida social es que mi esposo es introvertido. Si fuera más extrovertido, realmente podría salir más '.
  • “Mis hijos son tan difíciles que es imposible tener gente en la casa. Simplemente se vuelven locos y yo no podría divertirme '.
  • 'Si mi papá no hubiera engañado a mi mamá, yo tendría una visión saludable de relaciones ahora y no seguiría adelante por estos idiotas que me tratan mal '.

Es muy tentador culpar a los demás por las cosas que van mal en tu vida, incluso los hábitos personales que no te gustan o tus propios patrones de pensamiento disfuncionales.



Sin embargo, si confías en culpar a los demás por tus problemas emocionales y mentales actuales, te estás perjudicando a ti mismo de muchas maneras. He aquí por qué culpar a los demás puede sabotear su capacidad de ser feliz .



1. La culpa te mantiene en un espacio mental negativo

Centrarse en lo que otros están haciendo 'mal' lo mantiene en un estado de ánimo negativo y pesimista. En lugar de buscar soluciones, se está demorando en los problemas. En lugar de reconocer lo que la gente está haciendo bien, está observando sus defectos.

En el primer ejemplo anterior, la mujer culpa a su marido por su propia falta de vida social , lo que la hace verlo de una manera bastante negativa y poco caritativa. Puede ver cómo esto contribuiría a los sentimientos de depresión y discordia marital. Si culpa abiertamente a su esposo por su introversión, es probable que él se sienta atacado y la vuelva a atacar, lo que provocará problemas matrimoniales tanto a corto como a largo plazo.



2.La culpa le impide ver su propia contribución a los problemas

Siempre que otros sean 'el problema', no tiene que hacer lo desafiante, pero en última instancia gratificante, trabajo de examinar su propio comportamiento. Sus patrones de pensamiento y expectativas influyen en las cosas de su vida que desearía que fueran diferentes.

Por ejemplo, el padre en el segundo ejemplo anterior podría estar explorando formas de trabajar con sus hijos para mejorar su comportamiento , o explorar por qué puede ser familiar o fácil para ella limitar su socialización. Sin embargo, siempre que describa a los niños como el problema, no necesita hacer nada de esta introspección más profunda, que probablemente sería muy útil para sacarla de este lugar atascado.

una persona que no perdona

3.La culpa te mantiene atado al pasado

En lugar de buscar formas de trabajar con los patrones de comportamiento negativos, la culpa le permite quedarse atascado en el pasado.



En el último ejemplo anterior, pensar en el impacto de su padre en cómo funciona su relación puede ser útil. Pero continuar culpándolo activamente puede evitar que profundices en lo que está causando tu insatisfacción. íntimo relaciones.

Ayuda a hablar sobre la culpa

Por supuesto, esto de ninguna manera significa que debas ignorar o minimizar las formas en que otros te impactan. Es extraordinariamente útil hablar sobre sus relaciones: pasado y presente - con un terapeuta, o para hacer una introspección sobre ellos por su cuenta.

Sin embargo, es esencial pasar de una postura de 'culpa' a una de 'comprensión', que puede brindarle el espacio mental y emocional que necesita para salir de los viejos patrones y avanzar de maneras más flexibles y liberadoras.