5 preguntas que debe hacerse antes de tomarse un tiempo libre para su salud mental

Mujer estresada en el trabajo con café y portátil

El mundo laboral actual se está volviendo cada vez más exigente , y el estrés afecta a casi todos en algún momento de su carrera. No obstante, si el día agotador ocasional se ha convertido en su experiencia diaria, puede ser una señal de que necesita tomar un descanso de las 9 a las 5. La mayoría de las personas necesitan tiempo para relajarse y desestresarse, especialmente aquellas de nosotros que lidiamos con una enfermedad mental.

Pero, ¿cómo saber si necesitas más de una noche o un fin de semana libre? Si no está seguro de si lo que siente merece un descanso más allá de las vacaciones estándar, hágase estas cinco preguntas.



1. ¿Puede concentrarse?

Tu cuerpo está ahí, pero tu mente no. Si tiene dificultades para concentrarse durante las reuniones o no puede eliminar elementos de su lista de tareas pendientes, puede ser una señal de que está más que aburrido. La calidad de su trabajo se verá afectada si no puede concentrarse en la oficina. Si trabaja en un campo donde permanecer enfocado es esencial para la seguridad , sentirse un poco mal puede ser peligroso. A veces se queda en casa y no trabaja y, en última instancia, puede ser más productivo.



2. ¿Sufre su salud física?

Si se ha sentido ansioso, deprimido o estresado en el trabajo durante un período prolongado de tiempo, lo más probable es que su cuerpo lo esté sintiendo. El estrés crónico puede causar estragos en su salud , tanto físico como mental. Si nota que la tensión constante le provoca dolor en los músculos y le palpita la cabeza, tómese unos días para descansar y tal vez consulte a un médico para encontrar algún alivio para sus dolores y molestias. Es especialmente importante visitar a un médico si teme que el estrés laboral pueda estar agravando una afección preexistente. Recuerde que su salud, tanto física como mental, debe ser siempre una prioridad absoluta.

3. ¿Le da miedo ir a trabajar?

Llegar al trabajo implica sentirse lo suficientemente bien como para levantarse, vestirse y salir por la mañana. Sin embargo, a veces eso parece imposible. Si la idea de entrar en su oficina le congela la ansiedad, el miedo o la tristeza, es posible que deba tomarse un tiempo libre para decidir su próximo movimiento. Usa el descanso para contemplar o hablar con un consejero sobre qué podría hacer que su jornada laboral sea más tolerable, ya sea un pequeño cambio o un gran cambio profesional.



4. ¿Se ve afectada su vida hogareña?

¿Han discutido usted y su pareja más de lo normal? El estrés en el trabajo puede transferirse a conflictos en el hogar. Este problema puede dificultar extraordinariamente la conciliación de la vida personal y laboral. Mereces divertirte durante tu tiempo libre y compartir tiempo de calidad con tus seres queridos. Unos días libres pueden ayudarlo a ordenar sus prioridades y determinar cómo puede adaptarse vida laboral para hacer la vida hogareña más feliz.

5. ¿Su jefe le ha sugerido que se tome un tiempo libre?

Si su jefe ha insinuado (o incluso ha sugerido externamente) que se tome unos días libres, puede ser mejor seguir el consejo. Incluso si siente que necesita demostrar su valía ante sus supervisores, es posible que prefieran que se tome un tiempo para cuidar su salud en lugar de esforzarse demasiado y cometer errores fundamentales. Evalúe la situación y, si cree que la opción es la mejor, acepte cortésmente su oferta.

Siempre es mejor consultar con un profesional de la salud mental si está pensando en tomar un descanso más largo. Si bien tomarse un tiempo libre para trabajar en su salud mental suele ser una buena idea, a veces puede alentar comportamiento de evitación . A terapeuta puede ayudarlo a evaluar el mejor camino. Hay muchos factores logísticos que intervienen en solicitar tiempo libre en el trabajo, pero recuerde hacer de su salud la máxima prioridad. Después de todo, su trabajo realmente brillará cuando se sienta mejor.